En Fundación Mujer Levántate, lo primero que destaca es un equipo de trabajo increíble donde se logra una unidad y se observa esta pasión que se comparte en cada una de las integrantes, luego el compartir con las mujeres privadas de libertad es una experiencia muy enriquecedora en todo sentido. Yo con el Voluntariado busqué dar ayuda a las personas que más lo necesitaban y sin darme cuenta recibí una gran experiencia de vida, que energiza y hace más fuerte mi pasión.