Fundación Mujer Levántate, la Funeraria del Hogar de Cristo y Gendarmería de Chile, materializaron una alianza para la instalación de un taller de costura en el Centro Penitenciario San Joaquín. La idea del proyecto es que las internas confeccionen los cojines que van en el interior de las ataúdes. Esta iniciativa permitirá generar más oportunidades para las mujeres privadas de libertad, capacitarlas y prepararlas laboralmente para cuando salgan en libertad.

“Estamos muy contentos con esta alianza. Es un beneficio recíproco tanto para la fundación, ya que se genera trabajo al interior de la cárcel con todas las externalidades positivas que eso conlleva, y para la funeraria el contar con mano de obra disponible para la confección de sus materiales. Esperamos que este sea el puntapié inicial de muchas iniciativas, ya que estamos levantando un segundo taller en la cárcel El Manzano de Concepción”, señaló María de los Ángeles, directora ejecutiva de la Fundación Mujer Levántate.